Entrevista a Mamá Mompreneur: Janine León, CL Photography.

Image

Después de que una mujer nace como madre es muy difícil que logre regresar a su vida anterior. Muchas de nosotras pasamos por procesos de adaptación intensos, en su mayoría, buscando a esa mujer que se quedo atrás, sin disfrutar ni valorar a la nueva mujer en que nos hemos convertido.

En mi experiencia personal, este proceso de cambios y crecimiento me brindó el más grande empoderamiento que haya tenido jamás. Es sólo cuestión de dejarte llevar, aprender del camino, estar abiertas y receptivas a lo que los cambios tienen para darnos, pues todo cambio es crecimiento personal. Finalmente hay que entender que no serás la misma jamás. Un bebé ha nacido, o dos, o tres, o cinco! y cada uno necesita de ti, de tu cariño y amor, de tu tiempo, de tu esencia de madre.

Mas sin embargo, creo que quedarnos en casa sólo por cumplir con el requerimiento no es lo mismo que quedarnos en casa por verdadera convicción y vocación.

Y tampoco es lo mismo una mamá que se nutre a si misma a través de las cosas que más disfruta, que una mamá que se encierra a sí misma con la bandera del amor convertida en sacrificio.

No nos confundamos, está todo muy claro: Tu eres una nueva mujer. Valórate como la nueva persona que eres en cada una de tus facetas. Cree en ti misma, en tu potencial, en tu creatividad. La maternidad no sólo nos empodera sino que nos vuelve mujeres extremadamente creativas y sensibles.

Habrá quien no pueda dejar de aportar a la economía familiar, y esta, es otra historia.

Pero casi en todos los casos, siempre podremos darnos un tiempo dentro, sin que esto signifique abandonar nuestros sueños o dejar de crear y de crecer. Quizá puedas tomarte este tiempo con el apoyo de tu pareja, o reduciendo gastos personales, quizá ahorrando 2 o 3 años antes de intentar embarazarte…todo se puede, sólo se requiere de organizarnos muy bien y definir lo mejor posible el tipo de madres y emprendedoras que queremos ser, porque todas podemos ser la mejor versión de nosotras mismas.

Y bueno, este post se trata de resaltar el trabajo de una gran mami emprendedora (mompreneur) que admiro mucho, y que tuve el gusto de entrevistar para el blog y para ti. Para inspirarte y demostrarte que el día a día como madres emprendedoras no es tarea sencilla para nadie. Pero el tiempo que podemos disfrutar junto a nuestros hijos, haciendo lo que más nos gusta, en los horarios y espacios que sólo nosotras decidimos, es simplemente glorioso! (digno de intentarse).

Entrevista a Mamá Mompreneur:

La entrevista de hoy, trata de como Janine ha vivido su maternidad con la llegada de su segundo bebé, que es una nenita. Como ha combinado sus facetas y su tiempo para lograr trabajar por su cuenta como una gran fotógrafa profesional y ser una mamá que está en casa con sus niños.

MB: Primero que nada, platícanos, ¿Cómo te ha cambiado la vida estos días como mami de dos?

JL: Han sido totalmente diferente a lo que me pude imaginar, llenos de diferentes emociones , días fáciles, días difíciles, días cansados, pero todos son días con una alegría inmensa de ver dos caritas que dibujan una sonrisa en mi vida.

MB: ¿Hay alguna rutina que ya hayas logrado establecer como mamá y emprendedora?

JL: Es algo que todavía no he podido lograr, no alcanzo hacer todo…me llegan las 12 del día y yo todavía en pijamas limpiando y apenas con los niños bañados y comidos; y si no es la computadora la que llama a gritos con los pendientes de trabajo, es Luis André, (mi hijo mayor) que me pide jugar o Arianna (mi bebita) que me ve con cara de “quiero mi bubi”… Pues tome la decisión de criar a mi bebé pegadita a mí.Asi que de momento es muy pronto para establecer una rutina en ellos o en mi trabajo.

MB:¿Cómo te organizas para irte de sesión de fotos?

JL: Aprovecho el tiempo que mi esposo descansa, ya que no puedo ni quiero encargarlos con nadie más, sobre todo a la bebé que es aún muy pequeña y estamos muy apegadas! Creo que para todo hay tiempo, y mi tiempo como fotógrafa se irá dando, pero el tiempo con mis hijos me queda claro que es único, ningún día es igual a otro.

MB: Cuéntanos como es un día “normal” en la vida de Janine, la fotógrafa-mamá.

JL: Todo un caos.. No he podido establecer una rutina de mamá, ni rutina de trabajo. Es algo que me estresó mucho al principio, pero ya lo he ido dejando ser, como se vaya dando.

En detalle, un día normal es despertar con mi gorda a mi lado, ya que ella vino a romper todas mis reglas e ideas que tenía. Desde la noche anterior pide quedarse dormidita con sus papás en la cama, y duerme pegadita o abrazadita a mamá. Después despierto completamente con un grito de mi niño mayor “mamá” “lecheeee”!!! Entre baños, juegos, desayuno, comidas y siestas trato de acoplar mi trabajo, logrando editar en ratitos, contestar mensajes, mandar cotizaciones y darle seguimiento a mis pendientes. Pero ya cuando se me complica y mis hijos no me dan oportunidad en el día, trato de organizarme para el día siguiente, levantándome mas temprano o estar súper lista para la hora en que logran dormir, y cuando ambos caen dormiditos a la misma hora…es como ganarse la lotería!

MB: ¿Tu reto más grande?

JL: Mi reto más grande ha sido como mamá, el lograr amamantar.

Con Luis André fue algo que intente pero por diferentes situaciones como un mal entorno, rechazo de parte de él, depresión postparto, fue algo que no se dio y me quedo un muy mal sabor de boca, sentía que era algo que no fue hecho para mi. Resulto ser algo totalmente repulsivo (no me gusto la experiencia), pero por lo mismo el es un poco propenso a enfermarse, durante estos 3 años de vida ha pasado por virus, rotavirus, altas temperaturas al grado de terminar en emergencia en el hospital.

Cuando llega Arianna fue algo que decidí intentar, pero como una idea vacía; pensando que iba a fracasar por lo que yo me prepare con biberones y formula. Pero mi instinto me hizo tomar una gran decisión, el darme espacio para estar con mi bebita, sin presiones, sin prisas, sin opiniones externas. Me encerré una semana con ella, solitas ella y yo. Sin visitas, ni hijo mayor, ni marido. Con la gran sorpresa que mi intento vacio por amamantar se convirtió en una experiencia inigualable. Simplemente la mejor decisión! Aunque mi familia no lo entendió, no me arrepiento, necesitaba ese espacio para respirar y dejar surgir en mi lo que yo tengo para dar.

Así que ser mamá de un niño de 3 años, amamantar y ser mamá de una bebé de 2 meses, más seguir trabajando en lo que me apasiona, es mi más grande reto por ahora.

MB: ¿Tu satisfacción más grande?

JL: Pienso en la pregunta y sólo se me vienen a la mente mis hijos. Ellos son mi mejor satisfacción. Rompieron con todas mis ideas y eso ha sido lo mejor. Según yo tenía mi vida hecha y deshecha como profesionista; antes de salir de mi carrera ya hasta con maestría me veía y es hora que ni siquiera e podido empezarla. Pero por ellos todo vale la pena, han sido y seguirán siendo lo mejor que pude hacer en esta vida. Mi mayor satisfacción, mi mayor logro, mi mejor carrera y Mi Mejor Titulo es Ser Mamá.

MB:¿Qué es lo que más te llena como fotógrafa?

JL:  Poder capturar esos momentos que son invaluables para las personas, momentos que la gente atesora. ¡Ver mensajes de agradecimiento es lo mejor! Me llena de energía.

MB: Un consejo que quieras compartir con nuestras mamis:

JL:  Que no hay planes, ni horarios, ni guías que te digan cómo ser madre o padre. Lo mejor es dejarse guiar por el corazón, no permitir que una mala experiencia marque tu vida. Tomar fuerza y valor para volver a intentar lo que quieras intentar por el bien de tus hijos.

¡Gracias por esta entrevista Janine! Si deseas conocer mas a cerca de su trabajo, puedes contactarla en el siguiente enlace:

https://www.facebook.com/clphografy

A la hora de maternar, tus sueños son básicos para nutrir tu alma y tu espíritu. No se trata de hacer a nadie a un lado. Se trata de aprender a darle un tiempo y espacio a cada cosa, convivir todos en familia; los seres y los sueños que la habitan son de gran valor. Que no luchen unos contra otros, enséñalos a coexistir. Recuerda: Una mamá plena y feliz, es sinónimo de una familia plena y feliz.

 

Si te gusta, te invito a compartir!

Abrazos grandes,

Brenda. 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s