Cuando mamá duerme…

IMG_2441Hace un par de días caí rendida en el sillón.

Atendí a mis chiquitos después del cole del mayor, di de comer, atendí toda necesidad que surge en los horarios pico, y cuando termine, mi cabeza pedía llegar a una almohada sin esperar a la noche. Hice caso de lo que mi cuerpo pedía, acomode una rica almohada en el sillón y les dije a mis chiquitos, voy a acostarme, no me dormiré, sólo me acostaré unos minutitos porque estoy muy cansada, ¿está bien? Y mi niño mayor rápidamente dijo si mami, está bien. Mi bebé aún no habla, pero él siguió jugando muy feliz. Así que después de unos minutos de sólo mirarlos jugar me quede dormida, creo que por algunos 10 minutos. En ese tiempo, como toda mami cansada se podrá identificar, no estaba totalmente dormida, pues los sonidos de sus voces seguían activos en mi mente. Y de repente…

Mis dos hijos se acercan a mí.

Me abrazan, me besan y velan de mi sueño.

¡No les explico lo maravilloso de este momento!

El cansancio sigue ahí, pero siempre tendremos momentos mágicos, cuando recibimos parte del amor con que nutrimos día a día a nuestros pequeños. Espacios de tiempo que nutren nuestro torrente sanguíneo con la energía y el aliento para seguir en esta entrega constante, dando lo mejor de nosotras mismas.

La energía del amor mueve más que la energía del odio. Y como Madres, tenemos el gran poder de transmitirlo y hacerlo llegar directo al corazón, de generación en generación.

Les comparto un video que hace unión perfecta con mi historia.

Bonito día Mamás.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s