Maternidad, Lactancia y Trabajo. Un camino por descubrir.

IMG_9587Estamos cerrando la semana mundial de la lactancia materna, y quisiera aprovechar el lema de este año: Maternidad y Trabajo…¡logremos que sea posible! para compartirte un poco de mi experiencia personal maternando a mis dos hijos, lactando a mi pequeño torbellino y trabajando de manera independiente.

Se dice que una mujer feliz es una madre feliz. Creo honestamente que lograr el equilibrio que te brinda nutrición emocional para convertirte en una madre nutridora, es por mucho, más complicado de lograr.

Sin embargo, soy una mujer obstinada y optimista. Y creo, desde lo más profundo de mi corazón que con decisión, preparación, esfuerzo y apoyo, todo se puede lograr.

Empecemos por el principio.

Hablar de una madre que trabaja, es hablar de una madre que sale de casa a recibir una remuneración económica por su tiempo. Eso es lo que consideramos trabajo en nuestro mundo patriarcal.

Sin embargo, creo que toda madre que decide quedarse en casa a cuidar de sus hijos, de su bienestar, su crecimiento, su salud física, mental y emocional, toda madre que decide nutrir con lo que es y lo que tiene, y que muchas veces incluye todas las labores domésticas habidas y por haber sin ayuda extra, ese trabajo por el que nadie paga un sueldo, ese, es el trabajo más difícil de realizar y de sacar adelante en el día a día, precisamente porque se nos enseño a no valorar lo que no recibe un pago económico por nuestros esfuerzos; pero creo firmemente que trabajar en la formación de mejores seres humanos, llevando en casa una crianza con amor y respeto, es una de las labores con mayor impacto positivo para nuestro mundo, y gracias a la vida, cada vez somos más las mujeres que trabajamos de forma consciente en ello.

Confieso, que me causa conflicto cuando entre madres nos atacamos y nos dividimos en grupos de “mamá que trabaja y aporta dinero” a “mamá que se queda en la comodidad de su hogar” y más que conflicto me causa tristeza. ¿Cómo podríamos aprender unas de otras y crear juntas una mejor sociedad si entre nosotras mismas no nos ponemos de acuerdo y rivalizamos por tonterías?

No soy quien para juzgar las acciones y decisiones de nadie. Yo sólo trato de aportar un poco de lo que soy y de lo que me ha funcionado en mi camino como mujer y madre, sin creerme mejor que nadie y sin creer que nadie es mejor que yo, sencillamente porque creo firmemente que cada mujer y cada madre es única y maravillosa, y cada una tiene un valor fundamental para su familia y para el mundo, desde el lugar en el que haya decidido estar.

Y este es mi enfoque. Hablar de decisiones y de empoderamiento en la maternidad. Porque no creo en los sacrificios. Creo en las decisiones, buenas o malas, y en sus resultados.

Porque se claramente y por experiencia personal que todo depende del cristal con que se ve. Porque empoderarse y entregarse a un vínculo requiere muchísimo valor, el valor de dejar ir a la mujer que eras para recibir a la que nace con un hijo en brazos, llena de miedos y de dudas, llena de demandas y requerimientos que no pueden esperar por parte de un ser tan pequeño. Con la única y firme determinación de salir adelante con tu pequeño ser, tratando de no enloquecer en el intento.

Igualmente creo que se requiere de mucho valor, para despedirte de tus hijos cada día, entregándolos en manos que en realidad no conoces, para aportar un beneficio económico para tu familia. Así pues, mi postura no es comparar ni juzgar, sino empoderar.

Sin embargo, las decisiones que he tomado son de una mujer y madre que ha luchado por sus sueños desde un enfoque de crianza con apego, desde un enfoque de cercanía y disposición total de mi cuerpo y de mi ser para con mis hijos, por lo que desde este enfoque compartiré, sencillamente porque es mi experiencia y porque creo que es lo mejor que puedo hacer por ellos.

2015-06-06 07.15.40La Maternidad Instintiva…y mi método personal. 

Un día decidí junto con mi esposo formar una familia, y de forma instintiva sabía dentro de mí, que ninguna de las más de 8hrs de trabajo diario de aquel entonces, combinaría con la dinámica de un hijo en mi vida. ¿Por qué? Porque aunque en realidad sabía muy poco de la maternidad, tenía claro que no quería que mis hijos viviesen sus días lejos de mí.

Poco en realidad sabía de la crianza con apego, de la crianza respetuosa y de los beneficios de la lactancia materna. Lo único que sabía era que quería ser partícipe de su historia, quería ser testigo de sus pasos, de sus logros, de sus retos. Y me prepare para ello.

Mucho se dice que la maternidad es instintiva. Sí, lo es. Pero también intervienen otros factores importantes a la hora de toparte de frente con la responsabilidad de una nueva vida en tus manos. Depende de como se ha venido desarrollando tu vida, depende de cuales fueron tus retos en tu propia crianza, cuales sean tus miedos ahora, tus fortalezas y tus maneras de aprender; el como se activen tus fibras mas sensibles bajo momentos de mucha presión y demanda, es decir, tu reacción natural al estrés, y por supuesto, cual sea el apoyo con el que cuentas.

Mi manera de aprender es metódica, aunque lo apliqué así toda mi vida, fue una acción consciente hasta la universidad. No soy buena en nada si antes no me informo y me preparo para ello. Por esta razón, sé que mi instinto no se hubiese encontrado bailando alegre y confiadamente sin algo de bases y de teoría al respecto. Sé que tengo que documentarme y estudiar para sentirme segura, resumir lo que es aplicable a mi vida, y entonces sí, fluir con lo que tenga que fluir, entregándome de lleno a vivir y aprender lo que la experiencia tenga para dar.

Así que como madres nacientes creo que es de gran ayuda buscar dentro de nosotras mismas y examinar que es lo que nos brinda nuestra base de seguridad y confianza. Analizar como aprendimos más fácilmente durante los procesos mas complicados de nuestras vidas, y descubrir y seguir nuestro propio método, nuestra receta secreta que nos permita encontrarnos con nosotras mismas de una forma más sencilla y amable. Pues la maternidad no es en lo absoluto algo sencillo de vivir, y creo que vivirla con culpabilidad, resentimiento y nostalgia por lo que eramos no nos aportará nada positivo a nuestra vida ni a nuestro trabajo diario de crianza.

Cuando nací como madre, me descubrí con miedos, ansiedades, temores, millones de dudas y situaciones que no tenía ni la más remota idea de cómo iba a resolver, justo como tú ahora mismo.

Pero retomé y reinventé mi método de vida. Si no tenía la más remota idea de por dónde seguiría, buscaría entonces lo que me brindaría seguridad y confianza para poder fluir con lo que yo me sintiera cómoda. Acto seguido me aleje por completo de mi familia. No acepte recibir visitas ni salí a la calle hasta que mi hijo mayor cumplió 3 meses de edad. Me costaba mucho trabajo fluir con la lactancia, la demanda incesante de un recién nacido, su llanto, su situación de reflujo y sus pocas horas de sueño diario como para lidiar con las miles de opiniones que cada cabeza tiene para dar a una nueva mamá. Sí, parte de mi método de vida es disfrutar de estar sola. Me siento cómoda estando sola, enfrentando con mi esencia y lo más básico de mi ser, la situación que tenga que resolver.

Me hace feliz estar en casa. Me brinda confianza y me nutre leer, documentarme, investigar…sin mirar el reloj ni seguir el ritmo de nadie, excepto el mío. Y eso fue lo que hice. Y el apoyo que recibí en aquel entonces –como ahora- de mi esposo, al respetar lo que yo quería y lo que no, fue y sigue siendo pieza clave en mi historia como mamá.

Pero no me malinterpreten, maternar, lactar e intentar trabajar, no es algo que podamos lograr estando solas.

Necesitamos de toda nuestra fuerza, concentración y determinación, pero también  necesitamos del apoyo de nuestras parejas, de nuestras madres, de nuestros padres, de nuestras amigas y de todas las personas que nos brinden bienestar y confianza en el proceso de la vida. Necesitamos de una tribu para sobrevivir. Me gustaría aclarar este punto, pues aunque yo en mi modo de aprender busque y necesite estar sola, no estaría logrando nada de lo que he logrado en materia de sueños y de maternaje, sin el apoyo de mi esposo, de mis padres, y también el de mis hijos. Pero para mi es importante el darme el tiempo y el espacio de descubrir mi propia fuerza interior, la que surge cuando sabes que eres tú y la situación a superar los que están frente a frente, y que es por entero tu responsabilidad. Para mi empoderarme es vital, y no puedo empoderarme si no se me permite vivir cada proceso vital como yo lo decido y como yo lo necesito vivir.

DSC_4521Al encuentro de tu nueva Yo.

Una vez que estableces lo que como madre necesitas conocer, organizar y definir, una vez que brindas un nuevo orden a tu vida, la inspiración y las ideas no se hacen esperar. El encuentro con tu maternidad está lleno de matices, de sensibilidad. Una vez que comienzas a disfrutarte en tu rol de madre, sin prisas, presiones ni apuros, te das cuenta que estas en un éxtasis de creatividad, que llena y nutre cada uno de los rincones de tu alma y de tu ser.

En mi caso, me encontré con una gran necesidad de apoyar la primera infancia, de compartir con otras madres, de apoyar procesos de lactancia, puerperio, crianza. Mi camino no ha sido fácil, sin embargo, creo que no ha podido ser mejor. He tenido que despedir sueños que no estaban en el momento correcto para existir, pero he crecido y me he nutrido de cada proceso de duelo, pues despedir y desprenderte de un sueño, no es una acción sencilla de realizar para ninguna persona.

El camino que elegí es un camino de mucho estudio y de mucha entrega, no hay un día en el que no este trabajando o tomando alguna capacitación, y mis fines de semana no son la excepción. Es por esta razón que vuelvo a mencionar que el apoyo de la familia es crucial para tu éxito como mamá emprendedora.

Sin embargo, entre más nado en las aguas de la maternidad, más me encuentro con la mujer que soy y con los dones y atributos que tengo para compartir con el mundo. Por primera vez en mucho, mucho tiempo, me siento en mi elemento.

31
Me hace feliz estar cerca de las madres, por supuesto, como madre que soy. Me llena el corazón apoyar a las madres en su camino de lactancia, compartir lo que se en materia de porteo y crianza con apego como Asesora de Porteo y Doula Postparto. Pero lo que más me inspira es el mundo de los niños. Los niños y su naturaleza me brindan toda la paz que necesito para fluir y crecer. Los niños llenan de vida mi espíritu y me permiten fluir con mi propia niña interior, que ha buscado siempre solamente disfrutar de lo dulce, de lo etéreo, de lo que no tiene sentido, ni forma, ni hora, ni razón, pero que se lleva dentro, con alegría, con tristeza, con todas esas emociones reales y genuinas que se llevan en el corazón.

16

En cuanto a formación en tema de niños, me capacité hace tiempo como guía de estimulación temprana y co-dirigí un centro de educación temprana por 2 años. Tiempo después me encontré con una formación online de Pedagogia Blanca que se brinda desde España, con la cual me he sentido plenamente identificada, ya que la crianza respetuosa y el amor por la niñez es la base que impulsa su trabajo, y por ende, mi base. Pero lo que más me ha brindado conocimiento y experiencia ha sido mi propia maternidad, jamás dejas de aprender cuando tienes niños en casa.

Trabajar en tus sueños desde casa, un camino de inclusión. 

Trabajar de forma independiente me ha permitido disfrutar de lo que me hace feliz y de lo que nutre mi esencia. No es tarea sencilla, pero es mi opción. Una opción que decidí tomar de forma totalmente consciente, porque no concibo una forma de trabajar donde no estén mis hijos cerca, aprendiendo de un ejemplo de vida palpable y real, compartiendo con mamá tiempo y experiencias, viéndome cansada, con sudor en mi frente y en mi cuerpo, pero también con una gran alegría y satisfacción por lograr mis objetivos.

De los más grandes retos a superar como mujer-madre que trabaja en casa, está la idea errónea de que tendrás tiempo para todo. En realidad es al revés. No tienes tiempo para nada, pero partiendo de ahí, tienes que encontrar un espacio para hacer de todo. Hasta que poco a poco tus hijos se van adaptando a tu ritmo de vida y tú al ritmo de vida de tus hijos, y se va formando una sinfonía única y especial.

cl7Me encanta bailar con mis hijos en esta sinfonía. Me encanta despertar y comenzar el día a día con ciertas metas y objetivos, pero también con la libertad para simplemente ser y estar. Y que mis hijos se sepan prioridad. Disfrutar de sus abrazos, de sus besos y de sus momentos difíciles, aprendiendo juntos del camino que nos brinda cada día, muchas veces, sin más expectativas que estar juntos.

Pero…cuando llega un momento de reto, de enfrentarme a una situación que considero difícil en cuestión de metas y sueños pero que decido tomar y realizar, es ahí donde puedo ver un poco más de lo que siembro día con día, cuando veo sus respuestas, su apoyo y su participación, y no puedo más que sentirme inmensamente dichosa por haber elegido un camino de inclusión.
2015-07-19 21.38.24

 

Porque al incluirlos en mi vida, con altas, bajas, retos, esfuerzos y logros, les estoy enseñando a no rendirse.

Estan aprendiendo a luchar por lo que ellos creen que es justo, por lo que ellos creen que es valioso, por lo que ellos son y por lo que ellos sueñan con realizar y exteriorizar. Eso es lo que más busco transmitir a mis hijos, al permitirles ser partícipes de lo que soy, y de lo que hago cada día.

 

Trabajo y Lactancia exitosa: los beneficios de tomar decisiones que se apoyan entre sí. 

DSC_4511¿Y cómo he combinado mi tiempo de trabajo con la lactancia materna? La verdad es que mi camino de lactancia y trabajo ha venido funcionando de forma sencilla y natural porque mis decisiones no compiten, sino que se apoyan entre sí. Mi trabajo no me aleja de mis hijos ni mis hijos me alejan de lo que deseo realizar en mi mundo profesional, al contrario, ellos son mi motivo y mi razón principal. Son mi guía y mi inspiración, y por supuesto, los mejores maestros que la vida me pudo brindar.

La cercanía con los hijos es el principal beneficio de trabajar desde casa. Mi pequeño hijo menor esta siempre cerca, y tiene acceso a su teta siempre que la requiere. Creo que en gran medida comprende y respeta de mis tiempos, porque el es comprendido y respetado en los suyos.

13

Mi hijo mayor si compitió mucho tiempo por mi atención si yo me encontraba en la computadora o trabajando brindando alguna clase, cuando aún era muy pequeño para comprender.

El camino de inclusión no es sencillo. Habrá momentos donde tus hijos pidan a su mamá y su mamá sea la misma mujer que intenta atender personas y resolver pendientes, tratando de verse en algún grado profesional. Sin embargo, creo que todo en la vida es enseñanza. Cuando enseñas a tus hijos que son importantes para ti, pero que mamá también es una persona que necesita complementarse a sí misma y nutrirse de otras experiencias, otro tipo de comunicación comienza a surgir. Van empatizando con la situación e incluso en casa, comienzan a darse cuenta de los ratitos en los que estás trabajando, y ellos también lo aprovechan como un tiempo de concentración, algo que sucede de forma natural, incluso tú también de alguna manera comienzas a conectarte con esos tiempos en que tus hijos se entregan a una tarea y aprovechas la oportunidad para realizar algo de lo que tienes pendiente. No, no tengo hijos perfectos, y lo que es mejor, no quiero hijos perfectos. Pero si estoy trabajando en formar seres que empaticen con sus propias necesidades y las necesidades de los demás, aplicándolo y aterrizándolo en nuestra propia experiencia, algunas veces maravillosamente y otras tantas veces con frustración y caos. Sin embargo, como madre que trabaja desde casa, aprendes a soltar el control y el amor por la perfección, tomando y aceptando cada momento como es.

11

Tu manera, tu camino, tu crecimiento, tu éxito. 

Lo que quiero transmitirte con este post, es que no existe una única manera de trabajar, no existe una única manera de hacer las cosas. Existe tu manera. Existe tu camino. Y encontrarlo es cuestión de tiempo, determinación y mucho valor para aceptar que la mujer que eras antes de ser madre, no será la misma que eres ahora. Sin embargo no creo que exista algo malo en ello. Todo cambio es crecimiento, y la maternidad es uno de los cambios más trascendentales que vayas a experimentar como mujer y madre, así que no serás la misma, pero te aseguro que serás mejor. Sólo confía, trabaja con el corazón, brinda lo mejor que tengas para dar, comenzando con tu hogar, tu familia, tu mundo inmediato.

El resto se irá dando, paso a paso, con paciencia, esmero y amor, toda semilla de sueños, crece y germina.

Mis mejores deseos en tu camino de descubrimiento.

Con cariño,

Brenda.

Semana Mundial Lactancia Materna #SMLM 2015

maternidad blanca SMLM 2015

¡Hola Mamás!

¡Estoy muy emocionada porque estamos comenzando la Semana Mundial de la Lactancia Materna 2015! Que se estará celebrando del 1 al 7 de Agosto, con el lema:

 Amamantar y Trabajar: ¡Logremos que sea posible!

Existe cada vez más interés de las madres, más información y difusión de los beneficios de la lactancia materna y sobre todo, más apoyo a la madre que amamanta, un apoyo que hemos generado nosotras mismas dentro y fuera de casa, al informarnos de cuales son nuestros derechos y hacerlos valer. 

Sin embargo, estamos tan sólo abriendo el camino, aún nos queda mucho trabajo por hacer. Es muy necesario que entre todas generemos conciencia en este tema tan importante, pues todas podemos desarrollar la habilidad de nutrir con nuestros cuerpos a nuestros hijos, está en nuestros genes, en nuestro instinto, pero se requiere mucha paciencia, mucho apoyo emocional de la familia y también de profesionales informados, éticos y actualizados con el tema.

La lactancia materna no es un beneficio que sólo algunas puedan lograr, tampoco es cuestión de suerte o de estatus social. Es cuestión de información, de apoyo y de una determinación a prueba de todo por parte de la madre, porque en definitiva, el proceso de lactar a nuestros hijos nos hace pasar por muchísimas pruebas, pero con confianza en nosotras mismas y en nuestros cuerpos, con el apoyo de familiares y con la asesoría adecuada, ¡lo podemos lograr!

En este post quiero también compartirte varias imágenes que se prepararon con mucho cariño para felicitarte por tu tiempo de lactancia exitosa. Cada día cuenta mamita, y cada día debes brindarte una gran felicitación por tus logros y avances. Y con estas imágenes, busco el inspirarte a lograr cada día más, siendo el término de tu lactancia algo que sólo tú y tu bebé decidirán. Puedes tomar la imagen que sea relativa al tiempo de lactancia que han compartido tú y tu bebé, o que se acerque más.

https://www.dropbox.com/sh/khuyxsq7pfu247y/AABwDKEk7ykbVxaVi_m2HgTqa?dl=0

También quiero compartirte que manejamos un grupo virtual privado y gratuito, vía Facebook, llamado Mamás de leche. Y que nos encantaría poder apoyarte con tus dudas si decides sumarte. Es un grupo que tiene el beneficio de contar con profesionales actualizadas en el tema como Doulas, Asesoras de lactancia y Madres apoyando a Madres, con el único objetivo de hacer que tu periodo de lactancia sea un éxito, siendo también un periodo disfrutable y positivo para tu vida como la de tu bebé. Te dejo el enlace aquí:

https://www.facebook.com/groups/1457929257809929/

Y por último pero no menos importante, te comparto el calendario de los eventos que estaré realizando este mes, donde por supuesto todas las madres están invitadas. Si estas embarazada, si estas lactando a tu bebé, si ya destetaste, si lo intentaste…siempre podemos aprender de otras experiencias y enriquecernos mutuamente unas de otras, todas son bienvenidas.

collage smlm 2015

Uno de estos eventos es un Picnic de leche, donde estaré acompañada de dos maravillosas mujeres y madres entregadas en este precioso camino del apoyo a la lactancia materna, mis amigas y compañeras de camino Erika Fajardo de Gotitas de Amor y Paty Garcés, de La Liga de la Leche Baja California, juntas, estaremos en esta fiesta de leche, compartiendo y disfrutando junto a ustedes.  Es un evento totalmente gratuito y lo unico que hay que llevar es algún alimento para compartir. 

PICNIC MAMAS DE LECHE con logos

Por supuesto, siempre están invitadas a compartir sus historias de lactancia, toda historia es importante, pero me encantaría poder compartir las historias de lactancia y  regreso al trabajo, poder conocer ¿Cuáles fueron tus retos mas grandes? ¿Qué fue clave para tu éxito? ¿Qué te impulso a seguir? ó ¿Qué te hizo desistir? y  ¿Qué experiencia aprendiste de este camino? me encantaría poder compartir tu historia con otras madres de habla hispana que nos leen alrededor del mundo. Piensa en que puedes servir de guía o de inspiración para muchas otras madres que están pasando lo mismo que tú. Sólo envía un correo a maternidadblanca@gmail.com con tu historia, no existe un límite de palabras, pero trata de que sea al menos de una cuartilla.

Les invito a celebrar esta maravillosa semana con toda la emoción, orgullo y alegría que nos da ser y apoyar a las Madres de Leche.

¡Un abrazo grande!

¡Te invito a compartir!