Semana Internacional de la Crianza en Brazos (SICB2016).

header-sicb2016

¡Mi semana favorita del año ha comenzado! Una semana llena de información, de fiesta, de eventos y de mucho porteo a nivel mundial! El objetivo principal de esta semana es promover a nivel internacional los múltiples beneficios del porteo en los bebés y en las familias que les portean. El tema de este año me ha fascinado: “Best seat in the house” el cual ha sido traducido al español como “El mejor lugar.” Me gusta mucho este tema porque hace sobresalir la importancia de un buen asiento, de usar cargadores ergonómicos que son los adecuados para proveer a tu bebé de toda la comodidad y bienestar necesario al ser llevado en un portabebés.

Adicional, se trata de promover uno de los beneficios principales del porteo: el literalmente proveer a tu bebé del mejor asiento en casa, ya que siendo llevado en brazos, un pequeño experimenta el confort de la cercanía con el cuerpo de mamá o papá, aprendiendo del mundo que le rodea mucho más allá de lo habitual.

Y bueno, en lo personal esta semana me hace recordar todos esos momentos que lleve a mis hijos en brazos, -con y sin cargadores- y todos los momentos de complicidad, aprendizaje mutuo y conexión que tuve la oportunidad de desarrollar junto a ellos, de cerca, corazón a corazón.

Me gustaría también compartir una experiencia muy personal, mi hijo menor está llegando al final de esta etapa, por supuesto que ama los brazos pero sólo por un corto tiempo y adiós. El ser llevado en brazos ya no es una necesidad para él y me encuentro claro con sentimientos encontrados. Por un lado me encanta, estamos llegando al cierre de una hermosa etapa donde nos dimos mucho amor, donde brinde todo el acompañamiento necesario para su sano desarrollo hasta esta etapa y que además, disfrute en cantidad, no sólo en calidad. Esta vez con mucho mejor conocimiento y entendimiento de cada uno de los beneficios. Y a la vez, me siento melancólica…como toda mamá recapitulando cierre de etapas.

¿Por qué te comparto esto? Porque uno de los principales mitos de llevar en brazos es creer que van a querer brazos toda la vida, pues bien, si realmente te entregas a la práctica –no sólo del porteo sino también de brindar una respuesta positiva a sus necesidades- te aviso, que toda la vida te dura un tiempo aproximado de 3 años. Claro que tendrás nuevas etapas en las cuales brindar tu apoyo, tu esencia y tu amor, pero la base sólida ya habrá sido creada.

Y bueno, mucho por hacer para esta semana especial y para cada día. Pues el porteo es una actividad para disfrutarse siempre que la mamá y él bebé así lo deseen.

Aprovecho para compartirte el programa de actividades que Maternidad Blanca estará realizando con motivo de esta celebración mundial, durante distintas fechas en el mes de octubre, así como el enlace de la FanPage y de los eventos en facebook, para que te agregues.

sicb-2016-programa

Festival de la Crianza en Brazos Tijuana 

Flasmob Portabebés SICB 2016-Tj

Sorteo Giveaway Mochila Manduca

Les invito también a que publiquen en redes sociales lo que gusten compartir relativo a porteo con los siguientes hashtags:

#SICB2016 #IBW2016 #ElMejorLugarSICB2016 #SICB2016Tj
#CrianzaenBrazosTj #MaternidadBlanca

 

El Momento Continuum…

20

Me encanta cuando los talleres se vuelven un espacio de expresión en confianza, en familia.

A través de este blog también quiero compartirte un poco de lo vivido en los eventos y talleres que realizo. Comenzaré por esta charla, que aún esta fresquita en mi.

El día de ayer se realizó la charla-taller: Los Beneficios del Continuum, donde las madres, padres y bebés presentes de verdad que fueron un deleite para mis sentidos. Me encanta que se entreguen, que pregunten, que sientan, que se conecten con sus bebés de esa forma maravillosa e instintiva en que lo hacen.

Hay un momento zen en el porteo, lo he bautizado “el momento continuum” donde la mamá después de escuchar toda la teoría pro crianza con apego, e incluso tener sus cuestionamientos -como es lo natural y esperado después de todo este tiempo de estar viviendo, aprendiendo y aplicando como humanidad todo lo contrario-, llega ese momento….donde después de la enseñanza de como colocarles a su bebé de forma correcta y segura, él bebé se entrega por completo a ese instante y se pierde en su sueño profundo –como hacen todos los bebés en el cuerpo de su madre-, y la mamá, casi sin darse cuenta en un inicio, se percata de que su pequeño tesoro está felizmente tranquilo, entregado y dormidito en su regazo.

En eso, la cara de la madre es una cara que se traduce en emoción, sorpresa y maravilla total. Y si, así es la vida porteando a los bebés, donde toda teoría y enseñanza errónea es superada por la belleza de una realidad esperada, de un cuerpo deseoso de ser llevado en brazos, acogido y nutrido no sólo de leche, sino también de amor y cuidados que satisfacen las necesidades básicas y esenciales para crecer en armonía.

Por supuesto, entre más pequeñito sea, este efecto más grande será, recuerden que en el útero estuvieron al menos 38 semanas. Lo perfectamente normal, esperado y ansiado por el cuerpo de un pequeño bebé es encontrarse con el cuerpo y los brazos de su madre. Lo sabe,  porque en cada una de sus células esta la información transmitida a través de las decenas de millones de generaciones que le anteceden y le preparan para el momento de nacer y de vivir. Lo saben, porque en la experiencia evolutiva de sus antepasados, no existe nada que les haya preparado para estar solos, sea de día o sea de noche, y menos aún, para enfrentar el hecho de que su llanto que es su único medio de expresión para hacer saber sus necesidades, sea ignorado por quienes se supone deben asegurar su bienestar y supervivencia.

Cuando él bebé recibe en plenitud la protección y el estímulo que le brinda la experiencia de estar en brazos, estará listo entonces para conocer el mundo que va más allá de la madre, seguro de sí mismo y acostumbrado al bienestar que es parte de su vida. Contrario a la creencia de que los bebés se embracilarán y jamás obtendrán esa independencia anhelada por los padres. La seguridad y confianza que brinda el cuerpo de la madre en estos primeros años de vida, será la clave para una seguridad y confianza en la vida del hijo, en una edad donde la independencia si es un tema a tratar -y a disfrutar-.

El Continuum es una poderosa fuerza que nunca dejará de intentar reestablecerse, está en nuestro instinto, en nuestra naturaleza y existe para asegurar nuestra supervivencia como especie.

En los talleres de porteo les comento siempre, que criar a los hijos con amor y respeto de sus necesidades esenciales, no debe verse como una obligación, pero si como un derecho de nuestros hijos, y como una misión de vida de los padres.

Pensemos con el corazón, porque lo que estamos formando son seres humanos que dejarán en el mundo las huellas de sus buenos o sus malos tratos.

Las abrazo con cariño,

Brenda.