Semana Internacional de la Crianza en Brazos (SICB2016).

header-sicb2016

¡Mi semana favorita del año ha comenzado! Una semana llena de información, de fiesta, de eventos y de mucho porteo a nivel mundial! El objetivo principal de esta semana es promover a nivel internacional los múltiples beneficios del porteo en los bebés y en las familias que les portean. El tema de este año me ha fascinado: “Best seat in the house” el cual ha sido traducido al español como “El mejor lugar.” Me gusta mucho este tema porque hace sobresalir la importancia de un buen asiento, de usar cargadores ergonómicos que son los adecuados para proveer a tu bebé de toda la comodidad y bienestar necesario al ser llevado en un portabebés.

Adicional, se trata de promover uno de los beneficios principales del porteo: el literalmente proveer a tu bebé del mejor asiento en casa, ya que siendo llevado en brazos, un pequeño experimenta el confort de la cercanía con el cuerpo de mamá o papá, aprendiendo del mundo que le rodea mucho más allá de lo habitual.

Y bueno, en lo personal esta semana me hace recordar todos esos momentos que lleve a mis hijos en brazos, -con y sin cargadores- y todos los momentos de complicidad, aprendizaje mutuo y conexión que tuve la oportunidad de desarrollar junto a ellos, de cerca, corazón a corazón.

Me gustaría también compartir una experiencia muy personal, mi hijo menor está llegando al final de esta etapa, por supuesto que ama los brazos pero sólo por un corto tiempo y adiós. El ser llevado en brazos ya no es una necesidad para él y me encuentro claro con sentimientos encontrados. Por un lado me encanta, estamos llegando al cierre de una hermosa etapa donde nos dimos mucho amor, donde brinde todo el acompañamiento necesario para su sano desarrollo hasta esta etapa y que además, disfrute en cantidad, no sólo en calidad. Esta vez con mucho mejor conocimiento y entendimiento de cada uno de los beneficios. Y a la vez, me siento melancólica…como toda mamá recapitulando cierre de etapas.

¿Por qué te comparto esto? Porque uno de los principales mitos de llevar en brazos es creer que van a querer brazos toda la vida, pues bien, si realmente te entregas a la práctica –no sólo del porteo sino también de brindar una respuesta positiva a sus necesidades- te aviso, que toda la vida te dura un tiempo aproximado de 3 años. Claro que tendrás nuevas etapas en las cuales brindar tu apoyo, tu esencia y tu amor, pero la base sólida ya habrá sido creada.

Y bueno, mucho por hacer para esta semana especial y para cada día. Pues el porteo es una actividad para disfrutarse siempre que la mamá y él bebé así lo deseen.

Aprovecho para compartirte el programa de actividades que Maternidad Blanca estará realizando con motivo de esta celebración mundial, durante distintas fechas en el mes de octubre, así como el enlace de la FanPage y de los eventos en facebook, para que te agregues.

sicb-2016-programa

Festival de la Crianza en Brazos Tijuana 

Flasmob Portabebés SICB 2016-Tj

Sorteo Giveaway Mochila Manduca

Les invito también a que publiquen en redes sociales lo que gusten compartir relativo a porteo con los siguientes hashtags:

#SICB2016 #IBW2016 #ElMejorLugarSICB2016 #SICB2016Tj
#CrianzaenBrazosTj #MaternidadBlanca

 

Crianza: Poderosa, Reveladora y Maravillosa Crianza.

2014-06-28 22.34.50a

La maternidad es un camino que nos exige mucho de nosotras mismas y de nuestras parejas. Es demandante, incesante y agotador ser madre, sí… lo es. Pero también existe algo más allá, lo puedo definir como un portal a los mejores momentos que la vida nos tenía reservados.

Momentos que te transportan, que te hacen sentir que todo en la vida es posible. Momentos que no se repetirán jamás, me atrevo a decir que serán los mejores, porque lo que encontrarás en la crianza de tus pequeños, no lo encontrarás en ningún otro lugar, y debo mencionar también el valor agregado que es el descubrir un camino de sanación hacia tu propia crianza.

Porque sólo en la crianza te encuentras con tu esencia de niña o de niño, para bien o para mal. La crianza es sumamente reveladora, poderosa, maravillosa. Te permite renacer, resurgir, reinventarte…te permite crecer de la mano de tus hijos, reaprendiendo cada día, el cómo es que la vida de un pequeño ser que depende enteramente de ti, debe de ser vivida. No por como dice tu mamá o tu suegra, no por como dice tu vecina, no por como dice el experto del libro, sino por como habla tu corazón y el corazón de tus hijos.

Los sentimientos y emociones que enfrentas mientras maternas, no son cosa sencilla de vivir, pero creo firmemente que todo lo que se pone frente a nosotros en forma de reto o de experiencia, sencillamente tiene que vivirse para lograrse superar.

Como madre de dos hijos he tenido la fortuna de enfrentarme a mí misma millones de veces. He podido verme toparme con pared, he llorado a mares, he enfrentado mi propia crianza y he sanado muchísimas situaciones que ni siquiera estaba consciente de que existían en mí, hasta que mis hijos me las pusieron enfrente.

¿Ganas de salir corriendo? ¡Por supuesto! Millones de ganas. Pero una voz interna me ubicó en mi espacio y en mi tiempo. Mi tiempo de maternar y de criar.

Me di cuenta que un abrazo que consuela y calma la frustración de mis hijos al no lograr siempre lo que quieren, es el mismo abrazo que consuela y calma mi propia frustración.

Me di cuenta que la furia y la rabia de muchos niños se traduce en la gran necesidad que tienen de ser escuchados, atendidos, acogidos…respetados.

Pero…¿Cómo puede un niño sentirse respetado, comprendido, acogido y amado, en un mundo en el que no es prioridad?

Como mujeres modernas, libres y capaces, tenemos un terrible miedo a estar ausentes del mundo externo, a no pertenecer más en nuestros puestos y logros personales, que el simple hecho de detenernos por unos instantes (porque eso es la crianza, tan sólo instantes) nos asusta y nos sacude por completo. –Yo en lo personal siempre tuve más miedo de dejar a mis hijos en manos de personas que no conozco, con crianzas, experiencias, pensamientos y reacciones que no conozco y que no puedo controlar, ni trabajar, porque no son mías…sino de alguien más.-

Ese tan temido segundo plano en el que creemos que estaremos mientras nos dedicamos a maternar y a criar, no es más que un espacio de descubrimiento, de fuerza interna y de total empoderamiento, si te permites crecer durante el proceso.

Existe este miedo, porque se nos enseñó que no podemos ser madres y mujeres creativas y triunfantes. Se nos enseñó a ser la una o la otra. Y damos por hecho que la mujer madre que se queda en casa a maternar se convertirá en una especie de sombra, la sombra de la que fue.  Al menos esa es la imagen que tenemos grabadas muchas mujeres, al recordar a nuestras madres en nuestra infancia.

No considero que en la vida la maternidad vaya peleada con tu capacidad de crear y de generar lo que deseas, como tampoco considero que el tiempo que dedicas a la crianza de los hijos te haga perder algo. Creo que siempre ganamos, aún en nuestras fallas y errores, aprendemos, crecemos y por lo tanto ganamos en experiencia y capacidades.

Y con mucha más razón, ganamos al maternar y criar con lo mejor que tengamos para dar. Ganas tú, ganan tus hijos, gana nuestra humanidad. Por donde lo veamos, la crianza es un espacio de tiempo que vale y que necesita ser tomada con toda la importancia, compromiso, amor y seriedad que requiere una nueva vida, que en inicio, no sólo te necesita, sino que espera contar contigo.

Recuerda, primero se forman los capullos y luego emergen la mariposas.

Paciencia, valor y mucho amor para ti y tu labor de madre.♥

lo mejor de ti final

¿Hay una edad límite para amar?

IMG_9474a

Cuando salgo a pasear, cuando voy al súper, cuando camino en un centro comercial, cuando voy a un restaurante, cuando voy a un parque o espacio de juego…en todos lados llevo mi forma respetuosa de crianza, que de igual manera se vive dentro y fuera de casa.

Y un dato curioso, es que…si lo que llevas cargando o lo que llevas en tus pechos es un bebé pequeño, las miradas juzgonas son un poco menos constantes, sin embargo las hay. Pero…si lo que se te ocurre traer en los pechos, en los brazos o en el rebozo es tu hijo pequeño que ya se ve más “grandecito”, las miradas de desaprobación, los comentarios y el impacto negativo de muchas personas no se hacen esperar. ¡Algo está mal contigo y con ese niño, seguro que sí!

¡La situación es impresionante de vivir! Yo sólo me quedo pensando….¿qué tipo de crianza habrán vivido estas personas, que de manera inconsciente sigue ahí, para quererte comer con la mirada por darle a tu pequeño “mayor a 12 meses” de tu leche, de tu cariño, de tu cuerpo, de tu tiempo?

¿Qué tipo de sociedad actual tenemos que si vas al súper y haces compras mientras porteas a tu bebé “grandote” y le cantas, y le sonríes, y le abrazas, todas las personas del súper te ven como alguien que viene de otro planeta? Algunas con miradas de total repulsión, y otras con miradas de admiración, y debo aclarar que, al menos en mi caso, las personas que más se sorprenden son mujeres.

La manera en que fuimos criados no es un obstáculo para ofrecer algo mejor a lo que recibimos. Recuerdo aún mucho de mi crianza. Y cosas que viví en una infancia temprana que ni idea tenía que pude haber vivido,  han surgido en carne viva en cada uno de mis dos puerperios, a través de emociones, sensaciones y hasta recuerdos, que me he brindado el tiempo de sanar, en la medida en que me permito vivir este periodo de transición y crecimiento. No sé hasta qué punto fui respetada y hasta qué punto fui agredida. Lo que sí sé es que no soy ni seré una víctima de las circunstancias. Lo que sí sé, es que puedo decidir en mi función de adulta lo que no necesito para vivir y lo que sí, lo que me nutre, lo que me hace mejor persona y lo que puedo perdonar, soltar y dejar atrás.

Lo que sí sé es que no quiero transmitir esa violencia a mis hijos.

Cuando me llegan mis momentos de desesperación que como humana los tengo, siento ganas de gritar, de empujar, de agredir, de lastimar. Son sentimientos viejos que surgen y se vuelven frescos, como si estuvieran ahí dormidos, listos para despertar rapidísimo y buscar hacer camino en la vida de mis hijos, a través del miedo y de la imposición.

Pero, gracias a que sé que es lo que no quiero en la vida de mis hijos, es que puedo lograr lo que sí quiero, incluso a costa de mi propia crianza.

Algunas de las acciones que me ayudan a lograrlo son:

-Maternar mis propias necesidades que no están satisfechas. Me dedico minutos de tiempo donde me siento especial, donde a través de una acción que me haga feliz, nutro a mi pequeña, haciéndole saber que es importante para mí, que la amo.

-Reconocer mis límites y respetarlos, saber que como humana me alimento, duermo, voy al baño y necesito tiempo para mí. Sabiendo lo que yo necesito, es como le hago saber a mis hijos y a mi esposo que también existo como persona y que necesito nutrirme para nutrir. Esto es difícil de lograr con un bebé pequeño, pero esta es una de las razones principales por las que promuevo el porteo, pues estas cubriendo las necesidades de tu bebé, brindándote algo de espacio emocional y mental para ti misma.

-Nombrar mis emociones y fluir con ellas, sabiendo que dentro de mi existe el sol y la luna, lo bueno y lo malo, lo alegre y lo triste, lo que podemos comprender y reconocer, y lo que no. Esto me permite conocerme y reconocerme sin miedo, pues sólo aceptando lo que siento es que puedo superarlo. Cada nuevo día comienzo de cero, sin juzgarme, sin criticarme, tratándome con la empatía y comprensión con que trato a mis hijos, perdonándome y pidiendo perdón por los errores que cometo, y también, sintiendo alegría y satisfacción por mis logros y avances.

-Y por último, una acción que me ha ayudado de gran manera a ser una influencia positiva en la vida de mis hijos es, sentir y vivir el agradecimiento. Sentirme agradecida por lo que soy, por lo que tengo y por lo que puedo aportar en la vida de mis hijos, de mi familia y de mi comunidad.

Todos tenemos patrones de crianza positivos y negativos arraigados en nuestro ser, que nos han venido definiendo. Sin embargo, esto no es impedimento para ser mejores y superarnos a nosotros mismos. Todos podemos tomar mejores decisiones en la forma de criar a nuestros hijos, desde nuestra capacidad de dar amor, desde nuestra capacidad de nutrir y de crear, desde nuestra capacidad de perdonar. Escuchemos lo que nuestros hijos piden y necesitan, sin juzgarles por ello. Pongamos atención plena a lo que nuestros hijos tienen para enseñarnos.

Finalmente, no creo que exista una edad específica para necesitar o no, sentirnos amados, respetados y aceptados. Yo tengo 36 años y me hace inmensamente feliz que me amen y que me lo demuestren cada día con cariño, tiempo, respeto y atenciones.

Abrazos Grandes,

Brenda. 

Mi Historia de Lactancia y Crianza con Apego por Karina Hernández

karina1

 

 

 

Inicio  agradeciendo la oportunidad que se me brinda de contar mi historia y así compartir lo que el tiempo me hizo descubrir a través de ejemplos vivos que son mis hermosos hijos: Valentina de 4 años 9 meses, Servando  Luis de 2 años 9 meses, y Ulises de 3 meses. Agradezco a Dios lo afortunados que somos mi esposo y yo, por darnos estos preciosos regalos.

Cuando nació mi primer hija:  Valentina,  tuve la oportunidad de dedicarle el 100% de mi tiempo, como cualquier mamá desea hacerlo, aunado al apoyo de mi esposo y mi mamá, así más del primer mes después del parto sólo me dedique a adaptarme a las necesidades de mi pequeña.

Tenía la intención de darle seno materno pero no contaba con la asesoría correcta para hacerlo, se me recomendó que le diera leche artificial en caso de que no estuviera satisfecha. Intente arduamente darle seno materno, pero desde la primer noche, me di por vencida, porque a pesar de intentar con ¨saca leches¨ manual, obtenía unas cuantas gotas y ya era muy de madrugada, cansada, desesperada, decidí en consenso con mi mamá y mi esposo darle formula y así pude descansar la primera noche, ahora que lo recuerdo y con la experiencia que tengo hasta este día, estoy segura que hubiera logrado satisfacer a mi bebé, lo seguí intentando los siguientes días y noches por 1 semana pero me vencía el cansancio y terminaba por darle formula. Seguí así, dándole seno materno, complementado con formula sobre todo si me encontraba en casa pero preparando todo para darle formula en caso de salir, (para no darle enfrente de otras personas), ¨como si fuera un delito¨ ¿a qué nivel llegamos?,  ¿avergonzarnos de darle la mejor alimentación a nuestros hijos, sólo porque no estamos acostumbrados a ello?,  porque vivimos en un país donde se cree que la leche de fórmula, entre más cara, es la mejor opción de alimentación, sin saber que ninguna leche le llega en calidad a la humana, simplemente por ser un TEJIDO VIVO, ¡la ventaja es asombrante!  Así es, un tejido vivo, células de defensa para nuestro bebé, que se traducen en protección y amor, seguridad, elevación de la autoestima, mejor desarrollo neurológico y tantas otras ventajas.

En contradicción a lo real en cuanto al valor de la leche materna,  en nuestro país se llega a ver hasta anticuado por un gran número de personas alimentar a nuestros hijos con seno materno, si lográramos cambiar esta idea, y trabajar con este concepto empezando por nuestro hogar, con seguridad tendríamos hijos más saludables.

Así continúe hasta los seis meses, cumpliendo lo mínimo en tiempo recomendable, complementado con leche artificial. Dedique, abrace, jugué, cante y cuide a Valentina muchas horas de mis días por 2 años, más intensamente los primeros 6 meses gracias al apoyo de mi esposo y a las facilidades en  mi trabajo, ya que mis horarios eran variables,  y tenía fijos 3 días de la semana sólo por las tardes, así que me siento contenta de haberle podido dedicar mucho tiempo.

Dos años más tarde llego mi pequeño Servandito, deje de trabajar después de la mitad del embarazo, nació y permaneció conmigo al 100% durante 1 año 3 meses, junto a Valentina, la facilidad para iniciar la lactancia con él fue inmediata, el flujo fue constante, la succión que el ejercía era muy buena, así que no hubo dificultades para amamantarlo, en la noche solo me lo acomodaba en la cama y el comía sin dificultad, mientras estábamos en casa prácticamente todas las tomas eran con leche materna, y cuando salíamos le daba leche artificial y seno materno, sólo el primer mes hubo molestias como dolor, congestión mamaria, lesiones en pezón muy dolorosas, pero maravillosamente se mitigaron después del primer mes. Así fue hasta los 8 meses en que decidí retirar la leche materna. En cuanto al apego con él, pude disfrutarlo y efectuarlo, ya que estábamos en casa, también lo cargue, abrace, jugué, arrullé, le cante, así que también fue un niño muy apapachado. Sólo con un poco de recelo de Valentina, que aunque se mostraba contenta con su hermanito, de pronto le hacía travesuras y había que llamarle la atención, sin embargo, disfrutamos al máximo   cercanía, amor y apego.

karina 3

Cuando Servandito cumple 2 años 6 meses, nace mi bebé Ulises,  invitándolo a su leche materna desde la hora de su nacimiento, succionando con mucha fuerza, ya con más experiencia, y ahora si con unas ganas enormes de alimentar a mi bebé sólo con leche materna. Esta  intención que me había surgido después de platicar con algunas amigas que así lo hicieron, ese deseo y ese reto de saberme  con la capacidad, y aparentemente en las otras 2 ocasiones fue más fácil combinarlo, pero la realidad fue que lo hice por imitar a la mayoría de las madres que últimamente así lo hacen, pensando que estaba bien si la mayoría lo hacía.  En esta ocasión fui día a día, logrando amamantar a mi bebé sólo con leche materna, no fue problema el flujo o la succión, ahora solo era el dolor intensísimo en ambos pezones que me hacía llorar, y casi gritar (sólo las que hemos pasado por esto podemos entender ese nivel de dolor).

Presente mastitis después de la segunda semana, oclusión mamaria casi en la tercera, generadoras  de un dolor muy intenso, además del síndrome febril y el ataque al estado general que persistió por aproximadamente 1 semana, todos estos factores se sumaban para que yo declinara mi postura de alimentar a mi bebé sólo con leche materna, pero el apoyo moral, físico de mi esposo, mamá, tías, primas, amigas que estaban al pendiente dándome palabras de aliento y animándome a no desistir fue lo que me dio fuerza ese primer mes, fue desgastante y abrumador. ¡Y lo logre! Acabamos de cumplir 3 meses de vida, de apego, de salud, de alegría y de ese amor de madre, decido alimentarlo sólo con leche materna, un tejido vivo, que lo hace un bebé feliz, sano, seguro, y que será el inicio para un gran ser en todos los aspectos. Influyendo la conciencia que adquiero, gracias a las personas que dan a conocer su perspectiva, dedicación, capacidad,  fortaleza, paciencia, empeño y a las que me uno en la lucha por formar un mundo mejor.

Además de todas las maravillas celulares de la leche materna, está la facilidad para la alimentación al bebé, que una vez acostumbrándote, te das cuenta que es mucho mejor, acomodar a tu bebé para alimentarlo, con la leche más saludable, entera, a la temperatura ideal y en el ¨recipiente perfecto¨, y  lejos de ser complicado,   disminuye los tiempos de salida de tu hogar, así como los tiempos de preparación para alimentar, ya con dos hijos mayores no puedo ver de qué otra manera sería mi vida, pues así estoy completamente adaptada.

Karina2

Y así, en este abrir los ojos, me introduzco en  un mundo de madres interesadas en un lugar mejor para sus hijos, empezando desde el embarazo, nacimiento, la alimentación, el apego: puntos muy importantes para que ese nuevo ser desarrolle sus capacidades al máximo.

Quisiera profundizar mi percepción en el tema del apego. Cuando estoy con mi bebé Ulises en los brazos, recuerdo la sensación que tuve al nacer Valentina y después con mi pequeño Servandito.

Es una sensación de tranquilidad interminable, que  transmite al verme, dejándome saber con esos ojos llenos de luz que está tranquilo y feliz, que no hay un lugar donde pueda estar mejor, me siento plena, emocionada con este pequeño ser que solo destella amor en su mirada. Es tan hermoso el momento de alimentarlo y lo veo tan indefenso que me encanta estar a su lado, veo en el a sus hermanos, los recuerdo así de pequeños, con sus ojitos brillantes, ávidos del amor de mamá.  Disfruto  tanto a mis hijos Valentina y Servando, cada uno en su etapa, y  veo que lo que con ellos aprendí puedo reflejarlo con Ulises. El porteo me es una gran ayuda, mientras que se encuentra en mi regazo se observa tranquilo de estar con mamá, que es su mundo, es su vida, y  facilita la atención a mis otros dos pequeños, permitiéndome atender sus necesidades y dedicarles tiempo de calidad, el cual me es prioritario y lucho por conservar.

karina 4

Es increíble como la educación en la lactancia materna podría cambiar a nuestro país, empezando por  evitar la obesidad, que al mismo tiempo prevendría enfermedades crónico-degenerativas como diabetes e hipertensión. El apego que es muestra de amor, prevendría problemas psicológicos y emocionales evitando drogadicción, alcoholismo, suicidios.

Debo decirles que mi ocupación es Medico General y a pesar de que en la escuela, específicamente en la materia de pediatría se aborda la importancia de la lactancia materna, hace falta más información para ayudar a resolver problemas en nuestros pacientes, de manera que hagamos que todas las mujeres en periodo de lactancia mitiguen sus dudas y se establezcan medidas para concientizar a las madres aún antes de que su bebé haya nacido y así evitar la alimentación de otro tipo.

Por mi parte, me siento comprometida a difundir la lactancia materna y a continuar preparándome e invitar a mis compañeros médicos, sobre todo los que estamos en contacto con mujeres en edad reproductiva, a reevaluar la importancia de este tema.

Karina 6 Me despido dejando un gran saludo y con la esperanza de plantar una semilla en el corazón de cada madre, como la que sembraron en mí y por la que dejo este mensaje.

Karina Hernández Valadez

Mi Historia de Porteo y Crianza con Apego por Karla Silva

karla silva

Pues mi historia de porteo (yo no sabía que así se decía) inicia con mi primera hija, quien ahora tiene catorce años, en aquel entonces no usaba fular ni el rebozo de argolla porque la verdad no los conocía, pero si usaba una “cangurera” que por cierto hoy me doy cuenta que era totalmente anti ergonómica, con los errores se aprende. Ahora que de nueva cuenta tengo la oportunidad de ser madre de un pequeño hermoso, es cuando dije ahora sí quiero un rebozo, no estaba enterada de que había todo un mundo de información y de cultura, yo solo quería cargar a mi bebé como las indias mexicanas, quería sentir lo calientito de él en mí y que supiera que su mami estaría para el siempre, pensé que de esa forma lo empezaría a lograr.

Fue entonces cuando busque en internet donde comprar estos rebozos y veo que tenía mis ojos cerrados ante tanta cultura de porteo, ahí fue donde aprendí la palabra correcta, busque quien me vendiera un rebozo de argolla y fue la cosa más maravillosa poder colgar a mi bebe cerquita de mí, bien o mal trataba de colocarlo como podía y como estaba tan pequeño, solo tenía diez días de nacido creía que lo estaba haciendo de forma correcta, pero busque tutoriales en internet para aprender a hacerlo de manera correcta, hasta que pude asistir a una clase de porteo y me di cuenta que había otras opciones para poder usarlo, para ese entonces mi bebe ya estaba más grande y podía colocarlo de diferentes formas.

karla silva2El tenerlo cerquita de mi cuando lo cargo ha sido de gran ayuda para mí porque me gustaría tenerlo todo el tiempo así de cerquita, pero también para el porqué se siente más seguro, es un niño que rara vez llora o se pone necio y si se llega a poner necio lo cargo y se calma. También le veo el lado practico al porteo, tengo dos manos y las tengo libres!! Para poder hacer más cosas aparte de cargar a mi bebé, cocino, lavo platos, arreglo su pañalera, vamos de compras, lo amamanto y en algunas ocasiones he tenido la necesidad de llevarlo a mi trabajo porque no hay quien me cuide a mi bebé y lo que hago es portearlo, se queda quieto, escucha todo porque es muy observador y me deja trabajar requetebién.

Nunca he recibido malos comentarios acerca de portearlo, al contrario, todos los halagos son “qué bonito bebé”, “mira se queda quietecito ahí cerquita tuyo” y cosas así. La verdad es que no veo mi camino de maternidad sin mis rebozos, me encanta portearlo y a él ser porteado.

Karla.

Mi Historia de Porteo y Crianza con Apego por Lina Yizelle.

lina yizelle 2
Cuando estaba embarazada una amiga me comento lo importante de las mochilas ergonómicas para que uno pueda tener a su bebé junto a nuestro corazón teniéndolo cerquita de uno para que se sienta seguro, crezca sano y ayude a fomentar más la lactancia. Empecé a investigar más al respecto y si me di cuenta lo importante que era tener a nuestro bebé conmigo. Ansiaba que naciera mi bebé, quería conocerlo ya y tenerlo cerca de mi después de 9 meses de sentir como se movía en mi vientre.

Una vez que nació nuestro bebé mi vida cambio por completo, yo ya no era la misma de antes, estaba completamente enamorada de este nuevo ser de luz y angelito que Dios nos envió para enseñarnos lo que es el amor y felicidad y como debemos de maravillarnos cada día de todos los momentos que tenemos del presente. Emocionada por tenerlo cerca de mí en mi pecho me puse la mochila ergonómica pero sentía que estaba incómodo mi bebé y me sentía rara como que estaba muy grande para mí y para él. Triste por no poderlo portear como quería, de todos modos no lo dejaba de cargar en mis brazos, siempre lo traía conmigo. En todo momento trataba de darle lo mejor de mí, sin importar lo cansada que estuviera, a veces si se me cerraban por completo los ojos del cansancio pero lo acostaba conmigo en la cama un ratito para poder descansar, hacía colecho con él en las mañanas para que el pudiera dormir sintiendo que siempre iba a estar seguro a mi lado.

Me empezaron a decir y confundir siendo mamá primeriza la verdad me daban muchas opiniones que sólo me confundían, me decían lo vas a embracilar, te está manipulando por eso cuando lo dejas en su cuna llora, déjalo llorar sus pulmones se le fortalecerán. Si me confundía pero mi instinto de madre me decía no lo dejes llorar, cárgalo, haz lo que tu corazón te dicte. Gracias a Dios seguí mi instinto y lo seguí haciendo de esa manera aunque a veces si dudaba todavía si realmente lo iba a embracilar haciéndole daño en lugar de beneficiarlo.

Vi en facebook a una amiga que traía un rebozo y etiquetó a Corazón Koala y vi que le enseñó como portear a su bebé correctamente y como ponerse el rebozo. Toda emocionada le envié un mensaje a Corazón Koala y conocí a Brenda en donde a partir de ahí ella me enseño como portear a mi bebé correctamente, al principio si me costaba trabajo acomodarme el rebozo, me tardaba mucho tiempo y me daba miedo torcer a mi bebé o algo, pero practique con un muñeco después poco a poco con mi bebé unos minutos cada día hasta que se acostumbró él y yo, y ahorita cada vez que ve el rebozo es feliz estando cerca de mamá y yo feliz de tenerlo conmigo a todo momento cerca de mi corazón.

Ve las cosas el desde una perspectiva diferente, se asombra cuando ando limpiando con el porteándolo, cuando doblo la ropa o la cuelgo en el closet, es como si lo llevara a una excursión y estuviera explorando nuevas cosas. De igual manera le beneficio porque al estar en una posición vertical le ayuda a no tener tanto reflujo.

IMG_9456Gracias a esta crianza en brazos soy libre de hacer más cosas, de tener libres las manos y de ponerle atención a mi bebé, dándole mi amor y seguridad de que mamá está ahí siempre, que no estará solo una vez que salió de mi vientre en un mundo extraño lleno de cosas materiales frías. Si no lo que el necesita es el calor humano, el corazón que el escucho por nueve meses latir y latir aún más fuerte cuando lo tuve en mis brazos.

Cuando Brenda (Corazon Koala) vino a enseñarme la práctica del porteo le pregunte a ella si estaba bien que no lo deje llorar porque me decían que lo iba a embracilar y ella me hizo sentir más tranquila, me reafirmo lo que mi instinto maternal me decía. Me explico que está bien tener una crianza con apego en donde uno no deja llorar al bebé, que en lugar de que se hagan dependientes o se embracilen será todo lo contrario, se convertirán en personas seguras e independientes porque uno les proporciona la seguridad de que siempre estarán sus padres con él apoyándolo y amándolo al cubrir sus necesidades, sean las que sean.  Me dijo Brenda cuando oyes llorar a tu bebé, ¿que sientes? ¿Lo quieres dejar llorar? Me pregunto cuál era mi reacción y le dije que el cargarlo y abrazarlo, entonces me contesto que eso debía de hacer. Me reafirmo lo que ya yo sabía en mi interior, que nuestro instinto nunca nos falla y es cierto, a partir de ahí me sentí con toda la confianza y seguridad de escuchar mi conciencia, mi corazón, y saber que estoy haciendo lo correcto.

Esta práctica de criar con apego me ha ayudado mucho también a fomentar más la lactancia ya que al estar cerca de mí, mi bebé hace que mi cuerpo produzca más leche para alimentarlo, hace que tengamos una conexión y lazo especial en donde puedo cada día un poco más adelantarme a sus necesidades, se podría decir que le voy adivinando o estoy más afín con él, puedo saber cuándo tiene sueño o cuando ya le va a dar hambre.

Juntos estamos aprendiendo cada día más y más el uno del otro. Y aprovechando cada momento al máximo que Dios nos permite estar juntos.

Con cariño

Lina Yizelle

 

 

Mi Historia de Porteo y Crianza con Apego por Paloma Alejo

paloma

Hola a todas! Mi historia comienza durante mi embarazo, mientras tomaba clases de yoga prenatal tuvimos una plática de leche materna la cual tuvo mucho impacto en mí, ya que yo sabía que era lo mejor para mi bebé más nunca me habían dicho realmente lo difícil que es. Quede un poco desconcertada, pero a la vez muy definida en lo que quería. Al final de la plática, me acerque a la expositora quien traía puesto un rebozo de argolla, y me dijo: nada sería mejor que consiguieras uno de estos…

Al verlo quede muy intrigada le pregunte como lo había conseguido, me dio toda la información y me fui a casa! Leí e investigue todo lo que pude sobre los rebozos, aprendí sobre las mochilas ergonómicas y los fulares. Pasaron algunas semanas y de nuevo después de mi clase de yoga prenatal llega (como caída del cielo para mi) una asesora de porteo, con una maleta llena de fulares y rebozos hechos en Oaxaca y dándonos una introducción bastante asombrosa sobre la crianza con apego, quede convencida de que eso era lo que yo quería para el bebé que traía en mi vientre. Llega mi bebé al mundo y me atiborraron con instrucciones, recomendaciones, opiniones y demás, pero eso de dejar llorar a mi bebé se me hacía bastante cruel, así que seguí mi instinto de quererlo tener cerquita de mí y de aceptar como parte natural de su crecimiento que él quisiera estar todo el tiempo conmigo.

Así qué fui a la compu y ¡contacte a Corazón Koala! Mi vida dio un giro de 180 grados, ¡dejamos de sufrir! ¡Mi bebe dormía más! Y yo podía sentirme útil al no depender de alguien más para hacer lo que fuera que hubiese que hacer.

paloma

Mi bebé me acompaña a todos lados y lo mejor de todo son los suspiros y las caras de asombro que ponen las personas al vernos en la calle, me siento muy contenta y orgullosa de portear a mi bebé con mi rebozo fular, y el…sencillamente es un bebé que se sabe amado, es un bebé tranquilo y feliz.

Paloma.

Mi historia de porteo y crianza con apego por: Trixie Armenta.

trixie2

Mi historia de porteo comienza desde que mi mejor amiga me regaló un fular en mi baby shower, yo no sabía nada sobre ellos solamente para cargar conocía las mochilitas (no ergonómicas, por cierto), no conocía la importancia de la crianza en brazos ni nada por el estilo, solamente sabía que a mí en lo personal no me gustaba la idea de dejar llorar a los bebés y que eso de embracilarlos era puro cuento a mi parecer, que el llanto es simplemente lo que es, un medio de comunicación para que ellos nos expresen lo que necesitan y punto, nada de manipulación ni esas cosas. Al ver mi regalo me acordé que mi hermana cuando tuvo a su bebé me dijo que lo quería cargar con rebozo, y me acuerdo que subí a buscar todos los rebozos que teníamos pero ninguno alcanzó (obviamente, de los rebozos comerciales que miden unos 2 metros a lo mucho, para los larguísimos de 5 metros pues nunca) y ahí quedó, nunca compramos tela ni sabíamos que se llamaban fulares ni nada.

Lo usé, me enamoré de tenerlo tan cerquita y tener las manos libres y él dormidito bien a gusto. Me emocioné tanto que le mandé una foto a Liz (mi doula), y ahí vino mi corrección y conocimiento sobre el tema y la práctica del uso de los fulares, que a la altura de los besos y demás cosas que no sabía.

Tenía otro también, uno de argolla que me regaló otro amigo pero la verdad no se me hacía tan práctico jaja, me cansaba, además que no sabía ponérmelo justo como para que no fuera a resbalarse.

En fin de repente me invitaron al evento de las clases de porteo y dejé pasar varias hasta que por fin fui, y corregí mi postura, por lo menos mi bebo no se salía pero sí me ayudó a apretar donde no lo había hecho y lo que más me fascinó, conocer otras posturas que solo por videos había podido conocer pero no hacerlas yo de manera segura. De ahí en adelante lo uso, pa´ todo! Desde la casa, hasta andar en taxi, sacarme de apuros cuando estoy en la calle, en el mandado, en largas caminatas donde los brazos estarían cansadísimos, hasta para calentarnos cuando el clima nos agarra desprevenidos, es una maravilla.

trixie

El porteo me ha ayudado, además de hacer mil cosas con las manos libres, a enseñarle a mamis y personas que aún no tienen hijos a que de esa manera también lo puedes traer contigo ¨sin batallar¨, sin ¨cansarte¨ y estando los dos muy bien. Infinidad de personas me han dicho que así traerán a sus futuros hijos,  que si donde comprarlos, que se ve muy práctico, y claro siempre me preguntan que si cómo me siento, que si no me canso, y ahí se asombran al saber que al contrario de cansar, ni se siente el peso. No sé si sea el fular o una simple pero muy fuerte conexión mamá-bebé, ¡pero ese fue un muy buen regalo! Me da gusto poderlo compartir, y más gusto promover estas relaciones cercanas, donde no se limita el cansancio de los brazos, cargar muchas cosas o su edad para tenerlo conmigo.

Trixie Armenta.



Semana del Sueño Infantil Respetado y Feliz.

bed_2039410c El pasado 29 de Junio se celebró a nivel mundial el día del sueño feliz.

Esta celebración comenzó en el año 2012, a través de las redes sociales, por parte de madres y padres que no estaban de acuerdo con los métodos conductistas para dormir a los bebés, y buscaron concientizar a la población sobre las necesidades físicas y emocionales de los bebes y niños durante el sueño. “No a métodos conductistas como: métodos Ferber, Estivill o Duérmete Niño”.

El Blog de Maternidad Blanca se unió a la celebración, la cual expandimos un poco más, para celebrarlo durante toda la semana, del 29 de Junio al día de hoy, 6 de Julio del 2014. Esto por motivo de que hay mucha información relevante que compartir sobre el tema.

Te comparto también el carnaval de blogs que participamos promoviendo esta misión tan importante,¡el sueño feliz de nuestros hijos!

http://new.inlinkz.com/luwpview.php?id=418816

Y este es nuestro collage de  fotografías que madres y padres compartieron con Maternidad Blanca, para promover y difundir el sueño feliz. ¡Quedo muy lindo! Gracias a todas las bellas familias que participaron. ♥

dia mundial del suenio feliz

También te hago llegar los enlaces con información que estuve compartiendo a través de las redes sociales durante la semana, y algunos adicionales que me parece de gran importancia el difundir.

Declaración sobre el llanto de los bebés. Por: www.suenoinfantil.org

http://www.durga.org.es/webdelparto/declaracin_sobrellanto_de_los_bebs.htm

Por qué los niños se despiertan por la noche. Por Dr. Carlos González.

http://www.durga.org.es/webdelparto/or_qu_los_niose_despiertan_por_la_noche.htm

Los niños no aprenden a dormir, no haga llorar a sus hijos. Por Maria Berrozpe / ABC.es

http://www.abc.es/familia-padres-hijos/20140125/abci-dormir-nino-llorar-201401231317.html

El sueño infantil ¿un conflicto de intereses? (I) Por Maria Berrozpe / reeducandoamama.blogspot.ch/

http://reeducandoamama.blogspot.ch/2014/07/el-sueno-infantil-un-conflicto-de_4.html

El sueño infantil ¿un conflicto de intereses? (II) Por Maria Berrozpe / reeducandoamama.blogspot.ch/

http://reeducandoamama.blogspot.com.es/2014/07/el-sueno-infantil-un-conflicto-de_5.html

El Debate científico sobre la realidad del sueño infantil. Por Maria Berrozpe

http://lacienciadelsuenoinfantil.blogspot.com.es/

Nuevo día mundial del sueño feliz: el origen de Estivill. Por Maria Berrozpe

http://reeducandoamama.blogspot.com.ar/2013/06/nuevo-dia-mundial-del-sueno-feliz-el.html

Rosa Jové habla del sueño infantil en la sección Cuídame de Utrera en La Mañana

http://www.ivoox.com/rosa-jove-habla-del-sueno-infantil-la-audios-mp3_rf_2044394_1.html

Los métodos para aprender a dormir. Por: Laura Perales Bermejo / Blog Crianza Autorregulada.

http://www.crianzaautorregulada.com/articulos/los-metodos-para-aprender-a-dormir/

La criatura que duerme sola es una novedad histórica. Por: Ileana Medina / Blog Tenemos tetas.

http://www.tenemostetas.com/2011/07/la-criatura-que-duerme-sola-es-una.html

Desmontando la Violencia. Por: Lila Guerrero / Blog Comadres Tribu Contemporánea. 

http://co-madres.blogspot.mx/2014/06/desmontando-la-violencia-feliz-dia-del.html

Colecho, lactancia y Síndrome de Muerte Súbita del Lactante (SMSL) Por: Albalactanciamaterna.org/

http://albalactanciamaterna.org/lactancia/tema-6-lactancia-y-crianza/colecho-lactancia-y-sindrome-de-muerte-subita-del-lactante-smsl/

Beneficios del colecho para los bebés. Por Monica Serrano / Blog Psicología Infantil y Crianza con Apego.

http://www.psicologiaycrianza.com/2012/07/beneficios-del-colecho-para-los-bebes.html

Consejos sobre el colecho, Por: Unicef (UK) Español.

http://www.grupnodrissa.org/Documents/Colecho.pdf

Consejos sobre el colecho, Por: Unicef (UK) Inglés.

http://www.unicef.org.uk/Documents/Baby_Friendly/Leaflets/caringatnight_web.pdf

Y por último, mi aportación: Duérmete Conmigo: A pierna y teta suelta. Por Brenda Reynoso /Blog Maternidad Blanca.

https://maternidadblanca.com/2014/06/29/a-pierna-y-teta-suelta/

Felices sueños y feliz crianza.

Brenda.

Todo sobre Porteo: Los beneficios de llevar a tu bebé al alcance de tus besos.

porteo1a

En este artículo te compartimos la importancia de la gestación exterior. Que es un tiempo necesario para tu bebé de estar cerca de ti y ser llevado,  tan elemental como su tiempo de gestación dentro de tu vientre. El porteo es un tema clave para lograrlo. Aquí también te platicamos a cerca de las bases para un buen comienzo, cuales son las medidas de seguridad a considerar, así como sus grandes beneficios!

 Por: Corazón Koala

Hablar de Porteo es hablar de amor, de crianza en brazos, de cercanía, de disponibilidad, de apego.

Los bebés al nacer, necesitan exactamente lo mismo que cuando estuvieron en nuestro vientre: amor,  calor, protección y alimento. Necesitan de la presencia constante de sus madres incluso más que cuando estaban en nuestro vientre. Necesitan sentirnos cerca, escucharnos, olernos, sentir el ritmo de nuestro corazón, moverse junto con nuestro cuerpo…todo lo que disfrutaron apenas unos meses atrás durante su primera gestación.

Por esta razón es necesario conocer las opciones que como padres tenemos para que la crianza de nuestros hijos sea lo más natural, con menos estrés y más alegría desde los primeros días. Entre estas, tenemos a nuestra disposición la práctica del porteo y sus maravillosos beneficios que a continuación te describo de forma detallada, desde el origen.

Exterogestación ó Gestación Exterior

Considero de gran importancia el compartirte los siguientes tres párrafos de mi lectura fuente: the second nine months: exterogestation and the need to be held by Elizabeth Antunovic / (Los segundos 9 meses: exterogestación y la necesidad de ser llevados, por Elizabeth Antunovic).

Parrafo 1. “Un canguro se queda en su bolsa hasta que su gestación exterior o exterogestación está completa y es capaz de alejarse de su madre por su cuenta. Al igual que un canguro, los bebés humanos nacen también inmaduros. De hecho, los bebés humanos siguen siendo en realidad más desvalidos que las crías de cualquier otra especie, y como algunos marsupiales también deben pasar por un período distinto de la gestación fuera del útero. Aunque el nacimiento puede ser visto como una separación de la madre y el bebé, los bebés necesitan ser mantenidos en los cuerpos de sus madres después del nacimiento. Este período de gestación exterior tiene que ser respetado ya que no es sólo una cuestión sentimental, sino una cuestión con un impacto profundo en el desarrollo físico, emocional y psicológico del niño”.

La presencia física de la madre es necesaria para ayudar a regular el desarrollo de los sistemas de su hijo.

 Parrafo 2: “Cuando nace un bebé necesita respirar por sí mismo, proporcionar oxígeno y nutrientes a todo su cuerpo, ajustar su sistema gastrointestinal a la nueva función de la ingestión, digestión y eliminación. Utilizará su sistema nervioso para obtener información sobre su entorno y su lugar en él. Sin embargo, la fisiología humana no dirige todas sus funciones propias, sino que es interdependiente. La información regulatoria adquirida por los niños de sus madres también afecta la función cardiovascular, los ritmos del sueño, la función inmune y los niveles hormonales. El Dr. Heller afirma que “mientras está en contacto con la madre, los sistemas del bebé se mantienen a un ritmo regular. Pero, además, el recién nacido debe trabajar el doble para mantener la armonía fisiológica. Montagu menciona además: “La unidad biológica, la relación simbiótica, gestionada por la madre y el embrión durante el embarazo no cesa al nacer, de hecho está naturalmente diseñada para convertirse en aún más intensamente funcional y comprometida mútuamente después del parto que durante la gestación en el útero”.

 Estimulación Sensorial, mayor desarrollo neuronal.

Parrafo 3.”Los bebés que se llevan durante el período de exterogestación se nutren de todo un mundo sensorial que su madre les ofrece dentro de su movimiento a lo largo del día. Cuando es llevado en brazos de su madre un niño consigue un lugar seguro desde el cual ver el mundo. Es desde este lugar seguro y conocido que los bebés aprenden acerca de lo desconocido. Cuando un bebé está en un estado tranquilo y alerta y en contacto con su madre, está en el estado óptimo para la observación y procesamiento de todo lo que sucede a su alrededor. Estas oportunidades para aprender crean las chispas de las neuronas de su cerebro que crecen y se diversifican, se encuentran y se entrelazan con otras neuronas. Cuanto más crecen y se ramifican estas neuronas, mayor es el crecimiento del cerebro”.

Y bien, así de importante es para tu bebé el estar cerca de ti, por lo menos los siguiente 9 meses después de su nacimiento. Se llegó a esta conclusión dado que aproximadamente a los 9 meses tu bebé presenta una mayor necesidad de desplazamiento motor a través de su propia experiencia, comenzando así con el gateo; mientras a nivel cerebral el tamaño del cerebro se ha desarrollado en un 50%. Cuando esto sucede, se dice que la gestación exterior está completa.

Aunque esto no significa el final de una bella práctica de porteo, ya que la mayoría de los portabebés pueden seguirse usando hasta que tu bebé llegue a la edad de 3 años o incluso más! Tu pequeño estará gustoso de compartir abrazos, besos, caricias y amor a través de su tiempo juntos, fortaleciendo así su vinculo de apego.

Las Bases para un buen comienzo:

Algo básico para las que están comenzando a introducirse en este mundo del porteo es considerar los portabebés ergonómicos, que están diseñados para respetar la fisiología del bebé y del porteador. Que es lo que esto significa? principalmente comodidad y seguridad para ambos.

Posición Cómoda y Natural

posicion ranitaLa posición natural que un bebé adopta cuando lo cargamos es la posición que se debe de respetar a la hora de introducirlo en un rebozo, mochila o fular. El bebé debe estar sentado, en la famosa posición de ranita o “M”. (Su espalda queda curveada, las rodillitas más arriba que los glúteos).

mochila-fular-caboo-close-baby-carrierEn bebés recién nacidos, lo ideal es juntar sus piernitas y colocarlo en posición fetal (formando una C con su cuerpo) En ambas posturas, la cabeza del bebé debe quedar al alcance de tus besos en todo momento.

Recuerda que la tarea de un portabebés es brindarles a ambos la comodidad de estar juntos, permitiéndole a mamá o al porteador el realizar sus actividades regulares del día. Si no se siente cómodo y necesitas constantemente sujetarlo con tus manos, algo no está funcionando correctamente.

Beneficios de su uso en los bebés:

  • El sentir cerca a mamá o papá les hace sentir seguros y amados.
  • Al sentir la presencia de mamá, conteniéndolo, apretadito y calientito dentro del rebozo o fular, le hace recordar su estancia en el útero y eso les devuelve la calma.
  • Lloran menos, comen y duermen mejor.
  • El estar en continuo movimiento,  colocados en posición erguida ayuda a la expulsión de gases de forma más sencilla, a la vez que se beneficia su sistema digestivo.
  • En el caso de bebés con reflujo, un fular es de excelente apoyo para que se mantengan en la posición vertical tan necesaria.

Medidas de Seguridad

Puntos básicos a considerar:

  1. El bebé debe de estar en posición vertical todo el tiempo. (Erguido).

2.Respetar en todo momento la posición fisiológica del bebé. (De Ranita o M).

  1. La_exterogestación_11En el caso de los rebozos o fulares, cuidar que su cara tenga la suficiente entrada de aire para respirar, a la vez que cuidamos que su mentón no esté en su pecho en ningún momento. La cabecita debe ir de lado en un fular, ligeramente hacia arriba.

  2. Que el bebé quede pegado al cuerpo del porteador a una altura adecuada.

  3. En el caso de una mochila ergonómica, cuidar el colocarlo siempre de frente a ti, nunca de espaldas, recuerda respetar su posición fisiológica para no lastimarlo.

  4. Es recomendable comenzar poco a poco, darle a conocer la nueva experiencia en momentos cortos de tiempo, conforme se vaya sintiendo mas familiarizado, lo puedes ir dejando más tiempo. Habrá bebés que se sientan súper cómodos desde la primera vez, pero también habrá bebés que llorarán un poco al inicio, esto principalmente porque el fular les ayuda en la expulsión de gases, y al inicio pueden sentir la presión sobre su pancita, aunque esto a la larga les agrada.

7. Por supuesto que los portabebés son un gran aliado para la lactancia. Si estas lactando a tu bebé, aliméntalo de forma segura, abre tu fular o rebozo de modo que tu bebé tenga el suficiente oxigeno para respirar. Nunca le tapes completamente su nariz y su boca. Cuando tu bebé ya se durmió en el pecho te sentirás con ganas de dejarlo así, pero la posición horizontal no es segura para largos periodos de tiempo. Si tu bebé ya termino de comer, colócalo nuevamente de forma vertical.

A la hora de elegir

  • Si optas por un portabebés de mochila, cuida que sea ergonómico.
  • Si optas por un portabebés de tela, ya sea rebozo de argollas o fular, cuida que sea de tejido de algodón 100% ya que estos en la mayoría de las marcas existentes soportan al menos hasta los 20kg, (algunos hasta los 300kg! dependiendo de la marca) En comparación con los cargadores elásticos, que no soportarán igual el peso de tu bebé (Cuando tu bebe llegue aprox. a los 8kg, la posición comenzará a resbalarse por el peso, teniendo que acomodar constantemente a tu bebé, y sin el beneficio de las manos libres, pues te sentirás insegura todo el tiempo).
  • Hay varias medidas de rebozo fular, en lo personal me gusta más el de 5mts de largo, para tener suficiente tela al  realizar los nudos necesarios.
  • Recuerda que no hay preguntas tontas, resuelve todas tus dudas antes de adquirir un portabebés.

Para finalizar, no está de más mencionar que un bebé tratado con amor, respeto y los cuidados apropiados, será un bebé confiado y feliz, pues se sentirá querido, acogido y protegido por sus padres y cuidadores principales.

Agradecimiento especial a mi bebé Aarón, por su gran apoyo para la realización de este artículo, y por supuesto, a nuestro maravilloso fular que ambos hemos aprendido a amar.

Te comparto también este hermoso video de un canguro en su proceso de nacimiento, donde podemos apreciar lo que es la exterogestación en su máxima expresión.